Compártelo:

Si te has preguntado alguna vez cómo te pueden afectar el alcohol y otras drogas si tienes depresión, en este artículo encontrarás la respuesta, gracias al asesoramiento del Dr. Guillermo Lahera, jefe de sección de Psiquiatría en el Hospital Universitario Príncipe de Asturias.

El alcohol y otras drogas afectan de forma negativa a la depresión. Aunque inicialmente, y de forma transitoria, el alcohol pueda producir un efecto desinhibidor o relajante, se trata de un depresor del sistema nervioso central, que favorece la aparición de depresión y empeora la ya existente. “Tener depresión y consumir alcohol multiplica, como mínimo, por dos, el riesgo de recaída y de empeoramiento del cuadro depresivo”, asegura el Dr. Lahera.

Además, quienes tienen depresión presentan mayor riesgo de consumir sustancias como el alcohol, y viceversa, por lo que pueden llegar a desarrollar patología dual, es decir, la existencia conjunta de un trastorno mental, como la depresión, junto a un trastorno por uso de sustancias, como puede ser al alcohol.

Consumo compulsivo y dependencia del alcohol se asocian con depresión

Según el Dr. Lahera, “el alcohol afecta a la arquitectura del sueño, altera su calidad y cantidad, lo que predispone a la depresión”. Sin embargo, la asociación entre alcohol y depresión no solo se produce en casos de alcoholismo, es decir, “cuando ya hay una dependencia al alcohol, en donde más de la mitad de las personas desarrollan un trastorno depresivo”, matiza.

Este especialista llama la atención también sobre un fenómeno muy frecuente en nuestro entorno: la bebida compulsiva de alcohol durante los fines de semana -lo que coloquialmente conocemos como “botellón”, en donde se realiza un consumo intensivo de riesgo en un corto periodo de tiempo, principalmente por parte de adolescentes y jóvenes-. “Varios estudios indican que este patrón de consumo también se asocia a la depresión”, afirma el Dr. Lahera.

Más allá de que el alcohol sea un factor de riesgo para el desarrollo de depresión, lo es también para la salud en general. “Hasta 200 enfermedades físicas se asocian al alcohol, entre ellas, patologías del hígado, enfermedades cardiovasculares, determinados tipos de cáncer e ictus, además de su papel en los accidentes de tráfico”, detalla este experto.

Hacia un consumo cero

Lo habitual es que los profesionales de la salud recomienden a quienes tienen depresión una reducción progresiva del consumo de alcohol, hasta conseguir su completo abandono, tanto en el caso de bebedores habituales -que quizá puedan precisar de ayuda profesional para conseguirlo- como ocasionales. Así se pretende alcanzar una recuperación completa de la enfermedad. Igualmente, “es recomendable la abstinencia total de cannabis y cocaína”, asegura el Dr. Lahera.

Para lograr ese consumo cero de bebidas alcohólicas es conveniente:

  • Conocer el efecto perjudicial del alcohol en la evolución del trastorno depresivo.
  • No tener acceso a esa sustancia en el entorno más cercano.
  • Que quienes convivan contigo no consuman alcohol en tu presencia.
  • Buscar ayuda profesional si es necesario, ya que existen diversas técnicas, tanto de tipo médico como psicológico, que te pueden ayudar a lograr esa abstinencia que favorecerá la recuperación de la depresión.

Debes saber que tanto el trastorno depresivo como el de uso de sustancias tienen tratamiento, que debe llevarse a cabo a la vez, porque “las adicciones son también trastornos mentales”, explica el Dr. Lahera.

Si tienes depresión es posible que de forma intuitiva pienses en recurrir al consumo de alcohol, por ser una sustancia que se tiene a mano y cuyo efecto inmediato y temporal puede contribuir a reducir la ansiedad y a relajarte. Sin embargo, la realidad, respaldada por la evidencia científica, es que ese consumo va a perjudicar a la evolución del trastorno depresivo. Confía en tu psiquiatra o médico/a de familia. Juntos, podréis manejar esta situación. #DeLaDepresiónSeSale.

Referencias

Únete a la conversación en Twitter usando nuestros hashtags y ayúdanos a difundir información sobre la depresión.

#RethinkDepression  #VivirConDepresión

Twitter

Etiquetas